lunes, 21 de enero de 2008

El Hombre-Vela

He leído por internet varias parábolas sobre el hombre-vela, la mayoría de ellas cristianas, aduciendo al recurso fácil de la iluminación (quizás el hombre-bombilla representara a un cristiano bipolar).
También leí otras historias con el hombre-vela de protagonista en las que se mencionaba el triste pero cierto hecho de que sufre una combustión continua desde su cabeza.
Pienso que la vida del hombre-vela no tiene porqué ser tan triste (ya que se empeñan en hacernos ver que sufre dolor físico y espiritual), tendrá sus altibajos, como toda persona o híbrido de persona y útil de iluminación, pero no debería tener impedimentos, por lo menos de antemano, para no ser feliz (quitando el hecho de que alcanza su mayor altura recién nacido, y tanto en su vida adulta como en su vejez sufre de enanismo).
El hombre-vela, a diferencia de todos nosotros, siempre ha sabido cuánto iba a vivir.

No hay comentarios: