lunes, 30 de junio de 2008

Degustación: Cola Jet




Nombre: Cola Jet
Precio: 70 céntimos

Uno de los inicios más bizarros que se puedan concebir: una fina capa de chocolate con leche sobre helado de limón -de dureza y acidez sin igual-. Imposible separar ambos sabores, el loco -o el genio- que los combinó se jugó sin duda el puesto de trabajo al presentar su helado experimental a la junta directiva de la empresa heladera...pero salió por la puerta grande. Sólo esperamos que no haya sido el mismo que inventara el frigopie, ese deshecho empalado que algunos llaman helado.

El final es apoteósico: el sabor de cola, que tanto tiempo llevábamos esperando, se nos presenta en un lugar incómodo de comer pero sin duda estratégico (pongan al sabor limón a lo último y de repente verán millones de helados a medio comer tirados por el suelo). La calidad de este último trecho de helado es incontestable, la traslación del sabor cola del líquido al sólido resulta una de las grandes obras de la humanidad. Sirva este humilde blog para reivindicar el sabor cola al margen de la bebida (chicles, helados, pasta de dientes -de verdad, existe!-).

En resumidas cuentas, el Cola Jet es un clásico indispensable de la gastronomía española veraniega. Vivan las caenas.

No hay comentarios: